fbpx
Canción actual

Título

Artista

Background

La Lupa | ‘Políticos on fire’, por Mar Rodríguez

12 November, 2020

La abogada y experta en comunicación política, Mar Rodríguez, coge la lupa de Metrópolis Daily y la pone sobre la crispación política existente y extendida en redes sociales por nuestros políticos.

 

Es evidente que la comunicación política de los últimos tiempos ha dado un giro espectacular desde que existen las redes sociales, pero aún es más evidente que, con solo andar observando las manifestaciones de los políticos en Twitter, por ejemplo, se percibe enseguida el grado de crispación que destilan todos ellos, independientemente de partidos o ideologías, aunque es cierto que unos son más beligerantes que otros.

Yo, que ando mucho por Twitter, observo con bastante pesar que esta red se ha convertido en una especie de Congreso de lo Diputados, solo que más verdulero todavía.

Los políticos tuiteros andan siempre a la gresca, a la defensiva y al ataque gratuíto muchas veces, contestándose unos a otros con los famosos “anda que tú” o “y tú más”. De este modo da la sensación de que muchos de ellos no están haciendo su trabajo donde toca, sino que matarse vivos en las redes es lo que se lleva ahora, la nueva política de los 280 caracteres.

Tenemos muchas y variadas especies de políticos tuiteros, los vulgares, los tremendamente sectarios, los elegantes (menos), los provocadores, los absurdos, los finos… especies todas ellas muy peculiares. Ya no solo se trata de marketing político en campaña, sino que nos encontramos en una campaña permanente que dista cada vez más del estilo de hacer política de hace tan solo una década.

A su vez, los partidos políticos se han hecho de sus propias canteras de activistas digitales que salen en tropel a ensalzar o defender a su político de turno o a atacar duramente al contrario por el mero hecho de serlo. Es un fenómeno muy curioso y que puede generar malestar, porque a simple vista puede pensarse que se trata de una actividad incómoda y que ejerce presión y causa tensión. El problema está en saber cuándo sirve y cuándo no es útil para nada o cuándo es percibido simplemente como hooliganismo digital.

Normalmente, los políticos populistas suelen ser los más beligerantes y sus tribus de seguidores también. Caen fácilmente en el insulto y el descrédito del resto y generalmente carecen de argumentario o de razones que justifiquen sus comportamientos, llegando en muchas ocasiones a generar desprecio entre la comunidad tuitera, convirtiendo lo que podía ser una estrategia comunicativa en provocación desmedida y esto no suele ser aceptado en la sociedad digital.

La comunicación grosera a la que nos tienen acostumbrados algunos de ellos y los comentarios hirientes generan una hostilidad conjugada en tres factores importantes: el coste psicológico de la interacción no presencial o digital es muchísimo menos costoso que insultar a alguien mirándolo a la cara; por otro lado, la de los políticos es una profesión tremendamente denostada y adornada de todo tipo de estereotipos negativos; por último, la polarización política actual no favorece la interacción amable y, como he indicado antes, si en el Congreso de los Diputados, muchos políticos dan muestra de una pésima educación y falta de respeto al contrario que tienen sentado enfrente, en las redes la falta de vergüenza es mucho más notoria.

Mar Rodríguez | Abogada y Experta en comunicación política

Metrópolis Daily

La información, a las 6:00

Más información




Abrir chat