fbpx
Canción actual

Title

Artist

[banner id="7149"]

Background

OPINIÓN | ‘La doble vara de medir entre lo privado y lo público’, por Juana Rocamora

10 September, 2020

La portavoz de SOMOS REGIÓN pone la lupa en la diferente vara de medir entre lo público y lo privado en plena crisis sanitaria, para el Daily de Metrópolis FM.

 

 

Con la normalidad, más que impuesta al sector privado de la economía de nuestra región, nos encontramos con una incongruencia más que manifiesta con las administraciones públicas.

El sector económico privado de nuestra región, cada vez más denostado por la loca gestión de la covid-19, está haciendo estragos en la mayoría de las familias murcianas.

Solo, tenemos que dar un paseo por las calles para contemplar como tiendas, centros comerciales, bares, oficinas, hoteles, restaurantes…intentan adaptarse a la normalidad del momento, con las pocas herramientas que se les asignan y con la imaginación como clave, para respirar en un mar menor que cada día aprieta un poco más, faltando aire en los pulmones, de la mayoría de los empresarios y trabajadores.

Y es que, las normas deberían ser las mismas, cuando jugamos al mismo juego todos y cada uno de los murcianos.

Diferenciar el dinero público del privado, es vital para entender que con mi dinero hago lo que quiero, pero con el dinero de todos no puedes hacer lo que te venga en gana.

Prueben a llamar a su centro de salud, a intentar visitar a su médico. Si le duele, si está inflamada alguna parte de su cuerpo… con suerte una voz desde el teléfono le dirá lo que debe tomar. Prueben a solicitar una cita con el SEF, SEPE…prueben a solicitar una prestación ordenador en mano y comprenderán, que no comprenden como hacerlo, llamen a su vecino para que le ayude a tramitar lo que es una necesidad, en medio de una maraña informática para la mayoría de los ciudadanos. Prueben a solicitar una beca o una ayuda por tener un hijo con necesidades especiales, prueben a entender cómo y en qué condiciones sus hijos empezaran las clases.

Ahora prueben a comprar una barra de pan, prueben a comprar un vestido, prueben a llamar a un fontanero, prueben a pedir una pizza, prueben a llamar a su asesor, prueben a llamar al despacho de su abogado, prueben a llamar a un informático, prueben hacer la compra en un supermercado, prueben a visitar a un médico de una clínica privada, prueben a comer un día en un chiringuito a la orilla de la playa, prueben a bañarse en la playa, prueben a ir a una boda, comunión o bautizo, prueben a ir a un entierro, prueben a ir a un hotel, prueben a ir a un estanco.

Entenderán que a pesar de los problemas generados ante la situación que estamos viviendo, es mucho más fácil para el ciudadano acceder a cualquier servicio que dependa del sector privado. A pesar, de los cambios e inversiones económicas que han tenido que realizar los trabajadores y empresarios para poder dar el servicio a ciudadanos y no morir de hambre por tener que cerrar el puesto.

Pero la incongruencia radica en esta doble vara de medir, en la cual se permite que los negocios privados, ya sea para evitar más cierres y pérdidas de empleo o para evitar también una bajada en la recaudación de impuestos, den servicio a los ciudadanos y sin embargo, el sector de las administraciones públicas está mas que oculto en un momento donde la mayoría de los ciudadanos andamos perdidos.

La gestión de los servicios públicos, ahora mas que nunca debería garantizar el servicio a los ciudadanos. No se puede jugar con el pan de los murcianos. No se puede pretender, que hayan miles de personas que a día de hoy, no saben ni como, ni cuando van a recibir esas ayudas que tanto prometen los expertos políticos en política, pero ignorantes en materia de gestión que predican a viva voz desde su poltrona telemática.
La aparente sensatez que trasladan para dar las directrices del sector privado, podrían trasladarla al sector público de la región.

 

Juana Rocamora | Portavoz de SOMOS REGIÓN

 

 

 

Metrópolis Daily

La información, a las 6:00

More info




Abrir chat