fbpx
Canción actual

Title

Artist

Background

OPINIÓN | ‘Cuarentena: quinta semana’, por Juana Rocamora

14 April, 2020

 

Cuando han pasado cuatro semanas del estado de alarma en nuestro país, encaramos una quinta semana. Inmersos en la película de nuestra vida, en la que cada uno tiene su papel e intenta defenderlo de la mejor manera posible.

Poco han tardado los partidos políticos en mostrar su disconformidad y desunión hacia la gestión de los azotes del COVID-19.

El día 25 de octubre de 1977, en el palacio de la Moncloa, se firmaron los acuerdos anunciados por el gobierno presidido por Adolfo Suarez junto con el resto de partidos políticos que habían obtenido representación. Los llamados “pactos de la Moncloa”, supusieron un acuerdo entre los partidos, con una política de consenso para llevar a cabo una transición hacia la democracia, con acuerdos básicos, en la que los principios económicos, políticos y el funcionamiento de las autonomías, tenían el papel principal.

Con un paro de más del 25% y una inflación al 26,5%, entre otros puntos, España se encontraba en plena crisis económica.

Actualmente, existe una crisis económica y social, como consecuencia del Covid-19, y el pasado sábado, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba la intención de trabajar en unos nuevos pactos de la Moncloa para restablecer nuestra economía y el tejido social, de una crisis cuya magnitud aún se desconoce.

Si nos remontamos al año 77, cierto es que aquellos pactos se fijaron en un marco nada comparable con el actual. Lo que se perseguía por aquel entonces era garantizar una transición lo más honorable posible para los españoles, que actualmente vivimos una crisis como consecuencia de una pandemia.

Aun así, podemos encontrar varias similitudes entre la España del 77 y la España del 2020, una de ellas es la necesidad de que todos los representantes políticos dejen a un lado sus intereses personales para afrontar este situación con la mayor unidad, responsabilidad y humildad posible, para garantizar una metamorfosis que de ahora en adelante afiance las bases de un futuro lejos de la oscuridad y las miserias.

Otra de las similitudes, es la falta de afinidad de un partido político sin mayoría absoluta, que en el año 77, como en el año actual, recurrieron a los pactos para garantizar la estabilidad por el bienestar de los españoles y del resto del mundo, ya que para mantener la confianza de los consumidores del mercado, los países deben olvidar las recriminaciones y enfoques egoístas para evitar una mayor ruptura de la economía mundial y asegurar la cooperación entre gobiernos. Por lo que debemos empezar por organizar nuestra casa.

El presidente del gobierno deberá unirse al resto de representantes políticos que encarnan a millones de españoles, ya que la fragilidad del gobierno actual obliga a tender la mano a las diferentes fuerzas políticas. El resto de partidos políticos deberán mostrar lealtad y compromiso, dejando a un lado viejas rencillas y sin pretensiones de sacar beneficio, de una situación en la que los ciudadanos, serán las únicas víctimas. Aquí, las campañas y las estrategias electoralistas, deberán quedar fuera.

Los acontecimientos, obligan aportar lo mejor de cada partido político, para trabajar por la pronta recuperación de la vida de los ciudadanos.

El sistema democrático, está en peligro por los arranques ambiciosos y egoístas de meros mortales que juegan a ser dioses. En estos momentos, ni la razón es suficiente, ni es absoluta.

Otra semana más, en cuarentena, y como la semana pasada, el pueblo español a disposición de lo que decrete el gobierno de la nación.

 

Juana Rocamora | Portavoz de SOMOS REGIÓN

 

 

El Día Menos Pensado

con Alberto Huertas

More info




Abrir chat