fbpx
Canción actual

Title

Artist

[banner id="7149"]

Background

OPINIÓN | ‘Confinamiento: octava semana’, por Juana Rocamora

6 May, 2020

 

Cuando han pasado siete semanas del estado de alarma en nuestro país, el número de contagiados y de personas fallecidas, disminuye debido al largo encierro al que los ciudadanos están obligados a obedecer. Qué duda cabe que sin esa medida las consecuencias habrían sido mucho peor para todos. Ahora toca comprobar, con la llamada desescalada, si se continua hacia delante o si por el contrario debemos volver atrás.

De todo lo acontecido, es inevitable hablar de un protagonista que se ha colado en las noticias y conversaciones de todos los hogares de nuestra Región, los expedientes de regulación temporal de empleo. Estos han sido solicitados por parte de las empresas debido al parón que ha provocado la actividad económica en nuestro país como consecuencia del COVID-19.

Desde la declaración del estado de alarma en nuestro país, son muchas las empresas que se han acogido al ERTE para poder mantenerse a flote.

Solo en la Región de Murcia más de 100.000 personas se han visto afectadas por la figura del ERTE, que desde el mes de marzo se empezó a solicitar a través de la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades.

Son muchas las personas que no han percibido la prestación ni en marzo, ni en abril, ni en mayo, casi tres meses sin percibir ninguna remuneración económica y sin noticias de cuando la recibirán.

Lo que hace que nos preguntemos como se pueden mantener miles de familias en estos momentos.

La respuesta, como siempre es una maraña de dimes y diretes entre el gobierno nacional y el gobierno de la Región.

La presentación de los ERTE pasa por la dirección general de dialogo social y bienestar laboral, que pertenece al gobierno autonómico, de la que su titular fue cesada hace unos días, por no cumplir con el perfil establecido. Mientras el ministerio de trabajo reprocha a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia que no comparta sus datos sobre los ERTE. Por lo que podemos intuir que se han demorado considerablemente desde la Región en trasladar dichos expedientes al ministerio.

Si la culpa es del gobierno de la Región por no seleccionar a personal cualificado para la gestión de tan ardua tarea o si por el contrario la falta de conocimiento se encuentra en el gobierno de la nación, quedará, como siempre ocurre con los problemas de la Región, en un baúl junto con los demás recortes de prensa en los que la culpa era del otro.

Lamentablemente los únicos discursos que nos ofrecen desde San Esteban, son los permitidos por el Señor Casado, el viento sopla a favor de los populares en la Región de Murcia, ya que aquí siempre tendrán sus fieles lacayos.

La Región de Murcia, huérfana en representación, será arrastrada por la lucha de egos entre el Señor Sánchez y el Señor Casado, y eso es un lastre que no nos podemos permitir. Porque los intereses del Señor Casado, no son los intereses de la Región.

El regionalismo, como el de Canarias, Teruel, Cantabria, está demostrando el sentido común que ahora más que nunca hace falta. Sentido común, es lo que pedimos desde Somos Región, al gobierno autonómico.

Otra semana más, en cuarentena, y como la semana pasada, el pueblo español a disposición de lo que decrete el gobierno de la nación, por poco tiempo.

 

Juana Rocamora | Portavoz de SOMOS REGIÓN

 

 

El Día Menos Pensado

con Alberto Huertas

More info




Abrir chat