fbpx
Canción actual

Título

Artista

Background

“Los hosteleros están muy enfadados con el gobierno regional. No se pueden cambiar las normas a mitad del partido”

4 marzo, 2021

 

La renuncia de Esther Clavero a la alcaldía de Molina de Segura, hace unas semanas, ante la polémica generada por su vacunación frente a la COVID -algo que investiga la Fiscalía de la Región de Murcia- puso en marcha la maquinaria del PSOE regional para nombrar a su sucesor en el cargo. El elegido fue Eliseo García Cantó, concejal en el equipo de gobierno municipal desde que arrancara la legislatura en 2019.

En ‘El Día Menos Pensado’ hemos querido conocer cómo ha afrontado estas primeras semanas como primer edil del cuarto ayuntamiento de la comunidad, en cuanto a volumen de población, y con qué ánimo  afronta esta nueva etapa con nuevas responsabilidades que une a las que ya venía desempeñando como concejal de Movilidad y Políticas para la Formación e Inserción Laboral.

García Cantó reconoce que “están siendo semanas duras, de mucho trabajo” en las que está reuniéndose con todos los colectivos y asociaciones del municipio para conocer sus necesidades y entablar la primera toma de contacto como nuevo alcalde.

El alcalde molinense señala que está siendo una legislatura dura, primero con los daños que provocó en el municipio la DANA de 2019, valorados en más de 6 millones de euros, “que repercutieron negativamente en las arcas municipales”, unido a la crisis sanitaria con la que, desde hace un año, nos hemos visto obligados a convivir. Una situación que ha paralizado la hoja de ruta que se planteó el equipo de gobierno en los primeros compases de la legislatura, que se ha visto obligado -como todos los ayuntamientos- a priorizar las políticas para aliviar la crisis socioeconómica derivada de la pandemia.

Entre los colectivos que más han sufrido, también en Molina de Segura, se encuentran los hosteleros, para los que García Cantó ha pedido “empatía” por parte del gobierno regional, señalando que hay unos criterios fijados por el protocolo de “desescalada” que el gobierno regional “ha decidido cambiar a mitad de partido”, denuncia. “Según ese documento, con la situación epidemiológica en la que se encuentra Molina de Segura, los establecimientos hosteleros tendrían que estar abiertos en interiores al 75 por ciento, y el gobierno regional ha decidido seguir limitando ese aforo al 30 por ciento. Los hosteleros están muy enfadados con las decisiones del gobierno regional”, señala.




Abrir chat