fbpx

La Lupa | ‘Un país anestesiado’, por Mar Rodríguez

25 enero, 2021

La abogada y asesora en comunicación política, Mar Rodríguez, coge La Lupa de Metrópolis Daily.

 

 

“Hasta que no tengan conciencia de su fuerza no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Ese es el problema”. George Orwell.

Comienzo mi reflexión de hoy con esta premonitoria cita de Orwell que, sin duda alguna, describe perfectamente lo que nos está pasando desde hace casi un año ya a los ciudadanos otrora libres de este país.

Particularmente me da auténtico pavor la impasibilidad absoluta que estamos mostrando ante todo lo que nos está aconteciendo a diario, que nos estemos acostumbrando al dolor, a la tristeza, a la pérdida progresiva de libertades y derechos, a los muertos, a que nos manejen como marionetas, a que nos estén anestesiando poco a poco ante la falta de democracia, de libertad y de seguridad jurídica.

Estoy observando con mucho pesar que la profecía de Orwell se está cumpliendo y no lentamente, sino a velocidad de vértigo, pues tan solo hace un año éramos libres y vivíamos en un Estado de Derecho del que no están quedando ni los cimientos para nuestra absoluta desgracia y la de generaciones venideras.

A los que hemos vivido la construcción de la democracia en España, a los que hemos presenciado el trabajo de aquella sociedad que salía de cuarenta años de dictadura aprobar una Constitución, un régimen de Monarquía parlamentaria, un Congreso con representación de todos y para todos, a todos esos, como a mí, se nos está partiendo el alma en mil pedazos cada día.

Cierto es que nadie esperaba lo que se nos venía encima, que íbamos a vivir y padecer en primera persona una pandemia brutal que se está cobrando la vida de tantísimos ciudadanos con nombres y apellidos, con familias, con ilusiones y sueños, con futuro por delante, pero tal vez sí que esperábamos que los que están a los mandos nos sacaran de todo esto con el menor de los daños posible. Ellos son los responsables de la gestión y de conducirnos a puerto seguro. Ellos son los que deben priorizar las vidas humanas por encima de intereses políticos y del rédito político. Ellos y no nosotros son los obligados a solucionar los problemas de un país, pequeños y enormes, me da igual, son los representantes elegidos y sobre sus espaldas y conciencias recae y recaiga la nula capacidad de resolver absolutamente NADA.

En cambio sí están haciendo algo maravillosamente bien y es conducirnos, mediante el tortuoso camino de la impotencia, hacia un estado absolutamente policial y a la pérdida de nuestras libertades más fundamentales, hacia el abismo económico, hacia las colas del hambre, hacia el totalitarismo, hacia el mundo feliz de Huxley donde igual sin saberlo, ya nos están administrando también el “SOMA”, la pastillita que nos inmuniza y nos hace contemplar impasibles cómo lo que tanto trabajo costó construir, se desmorona si no somos conscientes de nuestra fuerza y hacemos “la rebelión en la granja”, porque no hay nada más rastrero en el mundo que aprovechar el dolor y la muerte para construir ciudadanos idiotizados, para perpetuarse en el poder los dictadores del hambre y la miseria, para destruir la democracia y la libertad.

 

Mar Rodríguez | Asesora en Comunicación Política

Metrópolis Daily

La información, a las 6:00

Más información




Canción actual

Título

Artista

Abrir chat